martes, 11 de septiembre de 2007

La vuelta al cole

Hola a todos (los 3) que leéis de vez en cuando esta webidiotez.
Ya falta POCO (poco es una semana o dos a lo sumo) para que de una santísima vez aparezca en la web el primer webisodio de HIENAS. Es, además, como buen "piloto", de duración extra (como 10 minutos) y no tiene demasiado que ver con el estilo de la serie. Presenta a los dos primeros personajes y te mete en la gran liada de HIENAS... eso sí.
En cuanto esté terminada la música del gran Pablo Tato subirá al ciberespacio para disfrute de todos. Está gracioso. Todo el veranito (por llamarle algo) metido en un sitio como el que veis en la foto viendo llover y dándole al ordenador sin tregua.


Por otra parte, se agradecerá de todos vosotros la promoción del serial, ya que sabéis lo difícil que es promocionar algo sin ser amiguito de alguien o socio de alguna secta medíatica (esa por ejemplo). El "bocaaboca" habitual será el futuro de HIENAS. Por lo menos no dependo de tener un share del 15 o del 20... ni de tener más o menos visitas... Eso está bien. En este experimento bastará con que a cuatro marcianitos les hagan gracia nuestras ocurrencias para seguir haciendo capítulos.
Está terminada la primera temporada. Media horita casi, en 4 webisodios. Las ideas para la continuación de la serie ya están revoloteando mi mente enferma, y mientras pueda seguir liando a mis amigos una tarde a unos, una mañana a otros... HIENAS tiene un futuro muy muy prometedor.
De hecho viendo el panorama audiovisual patrio casi que lo mejor sería meterme a funcionario y hacer el webserial por puro vicio, siguiendo esta especie de larga carrera de cineasta amateur en la que me temo que llevo ya como 20 años.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese Norber! No decaigas que aqui tienes a un fan de tus hienas..
Steve

Kip dijo...

Forza Norberto! Me ha gustado el primer capítulo de hienas. Qué dignidad la tuya, tío. Y qué digno el resultado. De momento me apetece seguir la serie, que sólo he podido con los soprano y a dos metros bajo tierra